Esta mamá de 98 años se fue a vivir al asilo para cuidar de su hijo de 80 años
Esta mamá de 98 años se fue a vivir al asilo para cuidar de su hijo de 80 años
Foto

Inglaterra - Se destaca el amor de la madre y el poderoso nexo madre- hijo, una unión tan sólida que es inquebrantable, sin estar sujeta ni a la distancia ni al tiempo.

La historia que aquí se lee, se volvió muy conocida y es la prueba de lo expuesto anteriormente; Ada, una señora que atiende a su hijo Tom Keataing de Liverpool, Inglaterra. La señora tiene 98 años y su "pequeño” tiene 80 años.

Se hizo madre muy joven, sintiendo un inmenso amor por su hijo desde que se formó en su interior; toda la vida han estado juntos, jamás se ha separado. Tom no tuvo esposa ni hijos.

Por la avanzada edad de Tom, lleva un año interno en un asilo de ancianos (Moss View Care Home) en la ciudad de Liverpool. Dada sus condiciones y su edad avanzada, Ada no podía dedicarse a su hijo, puesto que ella necesitaba ser cuidada también.

Luego del año.

Al pasar un año lejos de su mamá, Ada extrañaba mucho a su hijo y decidió ir hasta su encuentro,mudándose completamente a Liverpool, aun sabiendo que no lo puede entender como solía hacerlo, pero se harán compañía en el internado.

En la actualidad ambos están de nuevo compartiendo sus vidas, llenos de alegría; se les observa muy alegres y gozosos todo el tiempo. Tom esta inmensamente feliz de tener a su madre junto a él, dándole todo su apoyo como si fuese aun un chiquillo.

Ada le visita cada noche en su dormitorio para darle su beso de buenas noches y luego se acerca cada amanecer para desearle una buena jornada

Mucho más alegre.

Desde que Ada se mudó a vivir con Tom, él está muy feliz de compartir sus últimos años con su madre, ella siempre trata de hacer lo mejor para su hijo.

Algo curioso, dulce divertido es que cuando Tom hace alguna acción indebida, Ada le reprende para que se porte bien.




.
.

.
.